jueves, 11 de octubre de 2012

Día 11 - Kasa-Obake



Aunque por lo general no está bien recoger las cosas del suelo, un día de lluvia sin paraguas sería muy tentador encontrar uno en la calle ¿verdad? Pues si al abrirlo te encuentras con un ojo no digas que no se te advirtió, el paraguas se cerrará para engullirte y no volverás a salir de él… al menos no entero. Puedes reconocerlo porque en vez de mango, tiene un pie.

Este fantasma pertenece el tipo conocido como Tsukumogami que son aquellos objetos que al cumplir 100 años cobran vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada